h1

Carta de un perro guía

noviembre 23, 2008

¡Hola!:

Soy un Perro Guía y quiero contarte como debes actuar cuando te encuentres conmigo en compañía de mi amo ciego:

– Yo, como Perro Guía soy un perro de trabajo. No constituyo una mascota, no soy un perro de exhibición Mi comportamiento y trato es totalmente diferente, y debo ser respetado en mi función de guía y fiel compañero de mi amo ciego.

– Por favor, no me toques o acaricies cuando me encuentre trabajando, es decir, con arnés. Esto significa distraerme de mi misión. Lo más adecuado es ignorarme: así efectuare mi trabajo perfecto.

– No sientas temor hacia un Perro Guía como yo: nunca te haría daño. Si tienes un perro, por favor contrólalo, evitando que pueda producir un accidente cuando pasa junto a mi en compañía de mi amo ciego.

– No me ofrezcas golosinas o alimentos: mi dueño ciego se encarga con esmero de mi alimentación, de manera responsable y con cariño. Estoy bien alimentado, y tengo un horario predefinido para ir a comer.

– Cuando te dirijas a una persona ciega que se acompaña por un simple Perro Guía como yo, háblale directamente a la persona, y no a mí.

– Si un ciego con Perro Guía se encuentra en necesidad de ayuda, lo solicitará.

– Acércate por el lado derecho, de modo que yo quede a la izquierda.

– Pregunta si necesita asistencia: si acepta, me ordenará que te siga o te pedirá que le ofrezcas tu codo izquierdo, o ella lo cogerá y me hará una seña.

– No corras o tomes el brazo de una persona ciega en mi compañía sin antes hablarle.

– Nunca toques o cojas mi arnés solo es para mi amo ciego, a quien acompaño

– Los Perros Guía tenemos lugares y horarios predeterminados para evacuar nuestros esfínteres.

– Yo, como Perro Guía estoy habituado a viajar en todo medio de transporte echado a los pies de mi amo ciego sin causar molestias a los pasajeros, ya sean viajes dentro o fuera de la ciudad o fuera del país.

– Yo, en virtud de mi riguroso entrenamiento, estoy habituado y capacitado junto a mi amo para acceder y permanecer en todo tipo de establecimientos, tanto de salud como comerciales, restaurantes u otros locales: supermercados, cafeterías, cines, teatros, centros de estudio o trabajo, étc., sin causar alteración al normal funcionamiento de los mismos ni molestias al personal o al publico.

– En el lugar de trabajo, un usuario de Perro Guía se encuentra capacitado para ejercer sus funciones conmigo a su lado.

– En ningún momento un Perro Guía deberá vagar a su capricho por el recinto, acorde al entrenamiento recibido.

– Los Perros Guía tenemos derecho a libre acceso, igual que nuestros amos, a todos los lugares públicos.

Por favor, colabora en la difusión de este mensaje por todo el mundo:

“Los ojos del ciego son su Perro Guía o sea, YO”

Bueno, muchas gracias por tu atención y espero pongas en práctica lo que te acabo de contar, ya que si lo haces, ¡moveré mi rabito de felicidad!

perro

Información encontrada aquí



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: